Fundación Mujeres del Agua

bb

La Fundación Mujeres del Agua se registró oficialmente en el año 2009 aunque desde hace mucho tiempo desenvolvía un empeño social en la Comunidad del Paují, Municipio Gran Sabana.  Quien la compone es un grupo de mujeres mancomunadas por el mismo interés y las mismas inquietudes, mujeres rurales, indígenas y no indígenas que se juntan para promover su participación en pro de la defensa de los derechos socio-ambientales.

La contaminación de una minería salvaje e incontrolada destroza las tierras de esta antigua región desde hace muchos años, modificando la economía y las tradiciones de unos pueblos indígenas ricos de historia.  La zona de actuación  pertenece al  Municipio Gran Sabana, un territorio que se encuentra en la frontera de Venezuela y Brasil, al borde de la Amazonia y cuenca del Alto río Caroní. Su posición geográfica la identifica como fuente indispensable de agua para todo el Estado Bolívar y para el embalse Guri que proporciona el 70% de la electricidad de Venezuela.

Numerosas leyes defienden el territorio, parte de la zona está considerada ABRAE área bajo régimen de administración especial de acuerdo con lo establecido por la Ley Orgánica para la Ordenación del territorio aprobada en el 1983. El marco legal establece los objetivos para la protección, conservación y aprovechamiento sustentable del territorio asociado al manejo de los recursos naturales disponibles.  De estos espacios, parte se conformó como Parque Nacional Canaima en el 1962 y ampliado en 1975 con el fin de conservar la belleza y diversidad del territorio y proteger las nacientes del río Caroní que ofrecen el 70% de la electricidad al estado Bolívar. La ley de Aguas en su artículo 17 establece la región hidrográfica Caroní como una de las 16 regiones hidrográficas del país.

No obstante esta legislación, la elevada corrupción y la falta de ayuda del estado empujan este grupo de mujeres hacia una acción independiente. Nace así un proyecto de concientización y reforestación de la zona. La situación actual enfrenta una descomposición de la estructura social indígena en las comunidades afectadas por la minería con reemplazo de valores morales y éticos diferentes de

los antiguos. Tradiciones como el trabajo en mayú (trabajo colectivo donde los habitantes se movilizan para ayudar a una familia de la misma comunidad), valores como la solidaridad y el amor por la tierra están desapareciendo, relevados por la ambición feroz y la fiebre del oro. A causa de la contaminación y del utilizo incontrolado del mercurio se evidencia una propagación de diferentes enfermedades como malaria, asmas, bronquitis y alergias cutáneas y la falta de información y educación en escuelas y familias impiden la cura y el entendimiento del problema.

Este cambio afectó directamente la posición de la mujer indígena actual que subió grandes transformaciones causa la entrada de nuevos sistemas sociales y cambios culturales. La sub-estimación de su trabajo, la imposibilidad de participar a la vida social y económica de la comunidad las relegas al día de hoy en una posición inferior respecto a los hombres y les impide de participar activamente en las luchas sociales y por el medio ambiente. Son ellas las primeras afectadas por la falta de agua y por su contaminación minera ya que son las mismas que se ocupan del hogar y de alimentar a la familia.

cc

 

A través de su trabajo la fundación Mujeres del Agua quiere concientizar a las demás mujeres, ofrecerles una formación para que puedan jugar el papel de lideresas en sus comunidades y volverse puntos de referencia para más mujeres. El efecto multiplicador es necesario en estas zonas tan alejadas y difíciles de alcanzar. La prioridad es trabajar con grupos pequeños de mujeres indígenas en diferentes comunidades, fortalecer su rol y su autoestima ofreciéndole  formación en diferentes sectores. Poco a poco estas mujeres harán lo mismo con las demás compañeras. La programación de talleres, encuentros, charlas son herramientas fundamentales utilizadas por la fundación para difundir conocimientos y problemáticas adentro y afuera de las comunidades. Temas como el cuidado del medio ambiente, la salud, el mantenimiento de cultura y tradición, la igualdad de género son fundamentales para el desarrollo de las comunidades.
dd

ee

A partir del año 2010 la fundación decidió empezar a  asesorar y crear proyectos económicos para las mujeres.  Estos proyectos pueden ofrecer una alternativa económica a la minería, única fuente de ingresos para muchas familias de la zona, y al mismo tiempo no alterar las costumbres y necesidades de las mujeres en cuanto a madres y amas de casa.  Se puede así mantener el ecosistema, sin alterar su funcionamiento y al mismo tiempo permitir a las familias una vida digna y sustentable.

Otro objetivo fundamental para la presente fundación es el mantenimiento de las aguas que rodean estos territorios. Seguir sembrando árboles que salvaguarden las nacientes vigorosas y seguir cuidando los caudales de los ríos limitarán los daños de la minería y las familias podrán seguir gozando de uno de los bienes más precioso del mundo: el agua limpia.

ff

gg

Solamente las mujeres indígenas, con sus fuerzas y unión pueden mejorar las condiciones de vida de sus futuros hijo e hijas, defendiendo sus tierras y aguas y denunciando los abusos que reciben diariamente. En todo esto la fundación quiere ser un apoyo y una herramienta para estas luchas, residiendo ella misma en el territorio en cuestión y conociendo la realidad en la que sus mujeres viven.

hh

ii

Para más informaciones:
Fundaciónmujeresdelagua@yahoo.com

Fundación Mujeres del Agua
Rif. J-29709325-7  
El Paují, Municipio Gran Sabana,
Estado Bolívar, Venezuela