Nosotros

bb

Plataforma para la acciòn social de los pueblos indigenas venezuelanos

En los últimos decenios, los temas relacionados con los pueblos indígenas han cobrado una vigencia y notoriedad destacadas. Esta relevancia obedece, entre otras razones, a que las comunidades indígenas de Venezuela y de América Latina vienen organizándose en movimientos cuya finalidad apunta al reconocimiento de la pluralidad étnica y cultural. Sin embargo, al mismo tiempo que presenciamos esta eclosión de las diversidades, los pueblos y comunidades indígenas deben hacerle frente a grandes conflictos socio-políticos que surgen como resultado de la afectación de sus tierras por parte de distintos actores, bien sean estatales, empresariales o particulares.

De hecho, actividades como la minería, la explotación petrolera, la expansión de las fronteras agrícolas, la explotación forestal, la construcción de represas y el establecimiento de figuras de protección restrictivas en áreas naturales, representan una amenaza grave para el bienestar de estas poblaciones, por cuanto el valor económico de los territorios ancestrales adquiere mayor reconocimiento producto de la dinámica de los grandes movimientos de capital.

Por ello, siendo sus vínculos con la tierra la base de su existencia –tanto material como espiritual– y aquello que les ha permitido desarrollar diversos y complejísimos sistemas de adaptación y relacionamiento con la naturaleza, el deterioro progresivo y acelerado de sus entornos naturales acarrea consecuencias devastadoras para los pueblos y comunidades indígenas del Continente Americano.

 

¿Qué nos proponemos?

  1. Dar a conocer la legislación que rige para los pueblos y comunidades indígenas –tanto a nivel nacional como internacional– desde el enfoque de la indivisibilidad e interdependencia de los derechos humanos.
  2. Crear espacios para analizar los distintos aspectos que comprende el ejercicio de los derechos de las poblaciones indígenas, tanto desde el punto de vista estatal como desde la cosmovisión propia.
  3. Brindar conocimientos teórico-prácticos sobre el funcionamiento de los órganos del sistema de administración de justicia, con especial referencia al estado de derecho.
  4. Contribuir a la comprensión de los procesos de transformación que demandan actualmente las relaciones entre los pueblos indígenas, el Estado y el resto de la sociedad nacional, y sus consecuencias para la materialización del Estado democrático y social de derecho y de justicia.
  5. Ofrecer herramientas teórico-prácticas para abordar de manera integral los procesos de negociación colectiva, con especial énfasis en el diálogo intercultural tripartito (Estado-Pueblos indígenas-Terceros).
  6. Propiciar encuentros para describir y explicar los procedimientos judiciales y administrativos del quehacer de las funcionarias y funcionarios públicos, con miras a producir un Protocolo de Actuación que optimice su labor en la aplicación de la ley, particularmente en aquellos casos que involucren derechos indígenas.
  7. Fomentar la participación plena de la mujer indígena, a través del apoyo técnico, material y financiero de las Organizaciones de Mujeres Indígenas existentes, y de aquellas iniciativas destinadas a crearlas, para la reivindicación de sus derechos desde una perspectiva propia.
  8. Promover el lanzamiento de la Red Indígena Venezolana de Defensores y Defensoras de Derechos, con la finalidad de convertirla en una plataforma de acción colectiva que permita visibilizar al sujeto indígena e incidir en la agenda pública nacional y regional.
  9. Impulsar la capacidad de incidencia de las organizaciones comunitarias y los líderes y lideresas indígenas, mediante un aumento significativo de su presencia en los medios de comunicación social, con miras a visibilizar –desde una perspectiva de derechos– la legitimidad de sus demandas.
  10. Fortalecer el trabajo de los grupos de base facilitando para ello acceso a recursos financieros

¿Qué nos motiva?

Contribuir al fortalecimiento y consolidación del sistema democrático en Venezuela con la creación de espacios de formación destinados a la promoción, defensa y fortalecimiento de los derechos humanos –especialmente los derechos colectivos de los pueblos y comunidades indígenas– teniendo en cuenta la importancia de la diversidad cultural, la interculturalidad y la perspectiva de género para el logro de un modelo de desarrollo pertinente y cuidadoso del ambiente.